Google+ Followers

sábado, 12 de diciembre de 2015

Los gatos son únicos.

   Tu gato no es un perro en miniatura. Los gatos tienen rasgos distintivos que los diferencian de los perros en muchos aspectos, alimentación incluida. En este artículo descubrirás por qué tu gato no reacciona igual que un perro ante la comida y por qué no puedes alimentarlo con una dieta formulada para perros.
   Muchos propietarios piensan que los gatos son más quisquillosos que los perros a la hora de comer: es frecuente que rechacen la comida, pueden hacer el gesto de taparla como si de heces se tratara o a menudo no se la acaban del todo. En cambio, la mayoría de perros come con voracidad y parece disfrutar de una amplia variedad de alimentos. Para entender el porqué de estas diferencias hay que investigar la verdadera naturaleza de gatos y perros.
   Los ancestros de los perros eran principalmente carroñeros que comían cualquier cosa para sobrevivir. Esto explica la atracción de los perros hacia una gran variedad de alimentos, incluidos los que desprenden olores podridos, y la escasa importancia que tiene la temperatura del alimento para estimular el apetito del perro. Aunque algunos gatos pueden comportarse como carroñeros si están hambrientos, sus antepasados y los gatos salvajes prefieren cazar a sus presas y devorarlas inmediatamente, muchas veces cuando están todavía calientes. Esto ayuda a entender el rechazo de los gatos hacia los olores podridos, incluido el olor que desprende de la comida húmeda que se ha quedado en el comedero del gato durante pocas horas. Además la tendencia de los gatos a comer presas recién matadas explica la importancia de la temperatura de la comida. Para muchos gatos la comida sacada de frigorífico es poco atractiva y tiene menos aroma, por lo que los alimentos deberían estar como mínimo a temperatura ambiente y si se quiere estimular el apetito del gato se puede incluso calentar ligeramente. 
   Los perros pueden comer mucha cantidad en una sola comida: lo pueden hacer gracias a un estómago de gran tamaño que probablemente se ha desarrollado como adaptación a un estilo de vida en el que los antepasados del perro nunca sabían cuándo volverían a alimentarse. En cambio el estómago de los gatos es relativamente pequeño, por lo que solo pueden ingerir pequeñas cantidades de comida. De hecho los gatos suelen comer a lo largo del día entre 10 y 20 pequeñas dosis, cada una de ellas aporta aproximadamente las mismas calorías que se encuentran en un ratón pequeño. Los gatos salvajes muestran esta misma tendencia y además a menudo sólo comen parte de la presa y abandonan el resto.
   Los perros comen muy deprisa y pueden competir entre ellos por el mismo cuenco o pedazo de carne. Esta tendencia es resultado del comportamiento competitivo que mantenían sus ancestros durante las comidas. En cambio los gatos suelen comer despacio y si un gato ha llegado tarde al plato de comida, suele esperar su turno para comer.
   Las diferencias entre gato y perro no se limitan a la manera de comer: con su naturaleza de cazador, el gato es un carnívoro estricto, adaptado a una dieta con un alto contenido en proteína. Los perros, en cambio, son más omnívoros, e incluso los lobos salvajes comen también algunos alimentos de origen vegetal. Por esta razón los alimentos de perros y gatos son distintos y en la etiqueta de todos los alimentos se especifica si se trata de un producto para perros o para gatos. Estas dos especies no tienen las mismas necesidades y, aunque no pasa nada si puntualmente un gato come comida de perro, un gato no podría sobrevivir alimentándose exclusivamente con comida para perros

1 comentario:

  1. Yo en estos momentos no tengo animales en casa, creo que es una gran responsabilidad y con la peque y el piso que no es muy grande creo que no es el momento más adecuado. He tenido de pequeña, y el animal que siempre me ha gustado es el gato.

    ResponderEliminar

Disfrutabox Reset.

   Terminamos la temporada de verano y sabemos que estos últimos días hay volver a la rutina, al cambio de tiempo y todo ello sin que nos su...