Google+ Followers

miércoles, 11 de mayo de 2016

El estrés en los gatos. Síntomas y cómo ayudarle.

  
Cuando los gatos sienten que controlan todo su entorno se sienten felices y despliegan sus mejores demostraciones de cariño.

Cualquier factor que altere su sensación de control les molesta. A lo largo de los días, estas molestias pueden convertirse en un estrés crónico y a cambios en su comportamiento.

¿Quieres saber el nivel de estrés de tu gato? ¡completa el test! Nivel de estres test.
Para sentir que controla el entorno, el gato frota su cara con los objetos y zonas claves de su territorio. Seguro que has visto a tu gato frotarse con las esquinas de las mesas, frotar las zonas de paso,... ¡y también frotarse con tus piernas!. Cada vez que lo hace, libera feromonas. Estas feromonas faciales son unas marcas que solo pueden detectar los gatos y que les permite saber que ese entorno es suyo y es seguro.
Sin darnos cuenta, podemos alterar su territorio al cambiar de sitio los muebles, al traer muebles nuevos, al limpiar con jabones... o con cambios todavía mayores como reformas... Nosotros no vemos estas marcas y para el gato son su forma de orientarse...
Cuando quitamos sus marcar se siente inseguro y se estresa, cuanto más estresado está, menos marca con su cara y más "inhospito" se vuelve su territorio.
Cuando un gato sale de su territorio, como por ejemplo para ir al veterinario o para estar en una residencia, cuando vuelva va a encontrar menos marcas y tardará un tiempo en volver a sentirse agusto. 
Puede que una de las cosas que causa más molestias a los gatos sea elcambio de domicilio . En este caso, prácticamente todas las marcas desaparecen.
Con la ayuda de Felliway conseguiremos que los gatos encuentren ya la feromona facial en el territorio. Podemos pulverizarla directamente sobre los muebles nuevos o cuando los cambiamos de lugar. O podemos poner el difusor de Feliway para que la casa nueva tenga ya la feromona facial presente.
Usamos una copia de la feromona que ellos utilizan de forma natural para comunicarse.
Nos comunicamos con ellos con signos que comprenden perfectamente.



¿Mi gato tiene estrés? Síntomas


Si hablamos de síntomas físicos, un gato estresado puede manifestar enfermedades como: Asma bronquial, cistitis, colitis, alopecia, hipersensibilidad, aumento de las infecciones y un agravamiento más que importante de las enfermedades víricas y autoinmunes. En este caso siempre se requerirá de la intervención de un profesional veterinario que trate los problemas físicos paralelamente al trabajo emocional que los ha originado.


En cuanto a los síntomas conductuales, al igual que en los humanos, el estrés empeora el carácter de nuestro gato y lo convierte en un compañero díscolo, con un drástico cambio en su comportamiento. Entre los los cambios que podemos observar se encuentran: Aumento de la agresividad, ansiedad generalizada, fobias y miedos, manías obsesivas y comportamientos compulsivos (lamido excesivo y autoagresión), pica (ingesta inadecuada de objetos peligrosos, generalmente tela), trastornos alimentarios (anorexia y bulimia), eliminación inadecuada (con heces y orina), marcaje con uñas, hiperactividad, vocalizaciones excesivas…
Es importante recordar que nuestro gato nunca se comporta de manera inconveniente para fastidiarnos, sino que lo hace como forma de llamar nuestra atención y decirnos que no se encuentra bien. Nos está pidiendo ayuda.



¿En qué puedo ayudar? Prevención del estrés.


La respuesta más sencilla es eliminar de la vida de nuestro gato todos los cambios que son motivo de estrés para él. Sin embargo, no siempre es fácil poder evitar estos trastornos al animal, así que lo mejor será ayudarle  a superarlos de la manera más natural posible:
 Ayuda a la adaptación al entorno: cuando llevamos un gato a casa debemos darle la oportunidad de establecer un territorio acorde a sus gustos. Hemos de proporcionarle lugares de reposo, alimentación, juego y evacuación adecuados, y con los elementos imprescindibles en cada uno.
 Hemos de prestar atención a sus necesidades emocionales. Proporcionarle juegos que activen su curiosidad y le mantengan activo y en forma.
Tener en cuenta su edad y carácter a la hora de introducir otros animales en casa. Intentar que sean compatibles entre ellos y realizar las presentaciones de forma oportuna.
Ofrecer una alimentación adecuada, que cubra todas las necesidades energéticas de nuestro gato.
En definitiva. Ofrecer un entorno en el que se sienta seguro, confortable y en el que pueda controlar todas las variantes que se le presenten de forma sana y natural. Respetar su naturaleza felina, dándole armas para enfrentarse a las posibles amenazas que se presenten sin llegar a instalarse en su vida de forma crónica.



Mi gato tiene estrés. ¿Ahora que hago? Tratamiento.


Ante todo, tenemos que detectar la causa del problema, no podemos pretender acabar con él si sabemos qué lo produce.
Lo primero que debemos hacer es asegurarnos que los cambios que sufre nuestro gato no son debidos a problemas físicos, por lo que la visita a veterinario para chequear su salud es siempre el primer paso a dar en el tratamiento del estrés. En caso de que el veterinario, después de revisar al gato no encuentre una causa física que lo explique, el dueño del felino estresado deberá solucionar el problema a través de un tratamiento emocional. Te proponemos algunos pasos que pueden ayudar a superar el estrés a tu gato:
       Estudia a los compañeros que conviven con el gato: Observa si su comportamiento con él es el más adecuado. Si se trata de personas convénceles de la necesidad de un cambio en su actitud. Si son otros gatos o perros, separa, al menos temporalmente, a los animales, ya tendrás tiempo de disfrutar de ellos juntos cuando todo esté superado. Comprueba si debes trabajar también con el comportamiento del animal causante del estrés del compañero.
 Relajación: Los momentos de relax son imprescindibles para superar la ansiedad. Busca un lugar tranquilo en la casa y dedicarle un tiempo exclusivo para él acariciándole, dándole masajes… en definitiva demostrándole tu cariño y tu apoyo.
 Ejercicio y juegos: Que activen a tu gato y le ayuden a eliminar toda esa energía acumulada. Busca la hora en que se le note con más estrés. Cambia de juguetes para que no se aburra y crea una rutina diaria de diversión.
Proporcionar al gato una alimentación adecuada. En el mercado existen preparados específicos que ayudan a los gatos a superar situaciones de estrés y contribuyen a combatir los trastornos digestivos, cutáneos y urinarios relacionados con él.
 Trabaja con las feromonas. Los preparados de feromonas sociales pueden ayudar a calmar  al gato y a que se sienta seguro en su entorno y le resulte confortable.  Por lo menos hasta que el gato distribuya las suyas propias por todo su entorno.




  Tratamiento con feromonas.



¿QUÉ ES FELIWAY?

FELIWAY® es una gama de productos que se inició hace 20 años con el Spray de FELIWAY® CLASSIC. Desde entonces hemos lanzado el difusor de FELIWAY® CLASSIC, con su sencillo método de uso (sólo tiene que conectarse).
FELIWAY® CLASSIC  ayuda a millones de gatos cada año a afrontar los cambios en el hogar, haciendo que estén más a gusto en casa, y consiguiendo a su vez que los gatos muestren su aprecio pasando más tiempo con sus propietarios y puedan ser más felices juntos.
FELIWAY® es la solución número uno en todo el mundo para problemas de comportamiento en gatos. Veterinarios de todo el mundo lo utilizan y recomiendan. Descubre más acerca de FELIWAY® CLASSIC.
Más recientemente Ceva ha desarrollado FELIWAY® FRIENDS para ayudar a que gatos que viven juntos se lleven bien. Muchas personas tienen más de un gato en casa, pero a los gatos no siempre  les gusta compartir su territorio. Esto puede causar una gran cantidad de conflictos en el hogar.
FELIWAY® FRIENDS ayuda a los gatos a convivir mejor y en armonía unos con otros para que puedan ser felices juntos. Descubre más acerca deFELIWAY® FRIENDS.


https://www.facebook.com/ElSecretodelosGatosFelices
o https://twitter.com/Gatosfelices

http://www.feliway.com/es 
http://elsecretodelosgatosfelices.com

¿Qué son las feromonas?


Las feromonas son señales volátiles utilizadas en la comunicación animal. Las feromonas emitidas por un individuo son detectadas por otro individuo de la misma especie y afectan a su comportamiento.
El mensaje se lanza para otros animales pero es también un recordatorio para el mismo que lo emite. Por ejemplo, un gato frotando su cara en un entorno es un mensaje para indicar a los otros gatos que este es su territorio, pero también para recordarle a él en un futuro. 
Hay diferentes partes del cuerpo que segregan feromonas (cada parte segrega feromonas distintas), asociadas a diferentes funciones, como feromonas territoriales, feromonas sexuales, feromonas de apaciguamento o feromonas de alerta.
Diagram of a cat pheromone producing areas and structures
Diagrama de las áreas productoras de feromonas en gatos.
1. Área facial.  2. Almohadilla plantar.  3. Región mamaria.  4. Área perianal.  5. Región urogenital
Las feromonas se secretan al aire y son detectadas mediante un órgano específico situado en la parte superior del paladar (órgano vomeronasal, OVN). EL OVN a través de un comportamiento específico (llamado “flehmen”) que atrae las feromonas del aire hacia el OVN. 
Connection of the vomeronasal organ to the cats brain
Imagen de la estructura Vomeronasal y las conexiones con el cerebro.
En el OVN activan algunos receptores, que transmiten la información al cerebro emocional, que resulta en un rápido cambio de comportamiento y fisiológico. Estos efectos se producen inconscientemente, sin ningún control del animal sobre ellos.











1 comentario:

  1. Tenemos un gato el cual ha tenido ya tres hogares diferentes, el nuestro es el último y por ende el pobre tenía miedos, desconfianza y demás debido a que no le han tratado muy bien. Odiaba las visitas y cada persona que venía a casa terminaba siendo mordida por nuestro gato, era horrible no podíamos invitar a nadie a casa. Si lo dejábamos muchas horas solo debido a que trabajábamos fuera el defecaba fuera del arenero a modo de protesta. Se estresaba muchísimo cuando había que llevarlo al veterinario y no había forma de dejarlo en el trasportín. No creía realmente que Feliway fuera a hacer tanto efecto para bien. Ha venido un familiar de vacaciones y se queda en nuestra casa y ha sido completamente increíble el cambio que hemos notado en nuestro gato. Se siente súper como con las visitas, no les araña ni muerde ni nada. Se acerca a ellos hasta se deja acariciar. Anda completamente tranquilo en la casa. También tiene más ganas de jugar. No nos araña más el sofá. Se nota increíblemente muchísimo el cambio desde que tenemos Feliway en casa. Ahora estamos tranquilos y felices al fin.

    ResponderEliminar

Disfrutabox Reset.

   Terminamos la temporada de verano y sabemos que estos últimos días hay volver a la rutina, al cambio de tiempo y todo ello sin que nos su...