Google+ Followers

miércoles, 6 de abril de 2016

Primeros auxilios para tu gato.

Es un error pensar que nuestro gato no corre riesgo alguno porque vive dentro del hogar, sino que como la inmensa mayoría de los animales que tenemos en casa, puede enfrentarse a una situación que requiera nuestra actuación para salvaguardar su salud, lo que se debe hacer con la mayor calma posible.
Las causas en las que nuestra actuación puede ser imprescindible son muchas, por ejemplo, con la aparición de alguna patología, el acaecimiento de un accidente o un error nuestro, pero las más comunes son los traumatismos, las heridas y la ingestión de cuerpos extraños.



Traumatismos
Los felinos son curiosos por naturaleza, por lo que hasta el más calmado puede sufrir, por sí mismo o debido a otros animales o personas de su entorno, un traumatismo.
Desgraciadamente, los traumatismos más “famosos” y peligrosos los producen las caídas desde las alturas, lo que se conoce como “síndrome del gato paracaidista”.
Por la forma de caer de los gatos, desde cualquier altura, primero apoyan sus extremidades posteriores y después las anteriores, pero, si la velocidad del impacto es extrema, su mandíbula chocará contra el suelo. Por ello, los gatos que sobreviven a una caída presentan fracturas en estas partes de su cuerpo.
Los signos tras una caída son dificultades de movilidad, variables según las fracturas, y las mucosas pálidas, lo que puede hacer pensar que existe una hemorragia interna.
¿Qué hacer? Si el animal presenta una deformidad en una extremidad, jamás se debe intentar que vuelva a su posición natural; si hay fractura, al ser movilizada, podría causar más lesiones de las que ya presenta. Por ello, solo se debe inmovilizar la extremidad afectada en la misma posición en la que la encontramos, lo que se puede hacer con vendas, pañuelos, etc.
Esto es más difícil de lo que parece. Debemos tener en cuenta que el gato, aparte del evidente desconcierto, tendrá dolor y no permitirá que se le maneje fácilmente. Por ello, se debe actuar con calma, por mucho que nuestra preocupación por él nos exija actuar lo más rápido posible. No obstante, se le debe manejar con cuidado y siguiendo “sus indicaciones”, es decir, lo que él nos permita.
Una vez estabilizado, el paso inmediato es acudir a una clínica veterinaria.



Heridas
Son muchas las posibilidades de que un felino padezca una herida de diversa consideración en alguna parte de su cuerpo, pero quizá las más frecuentes sean producidas por peleas con otros animales. De hecho, las heridas son algo muy habitual en los gatos que pueden acceder al exterior y “enfrentarse” a otros felinos de la calle.
Por la propia naturaleza de las heridas producidas por mordiscos y arañazos, existe un gran riesgo de infección. ¿Qué hacer, entonces? Lo más adecuado, igual que en los traumatismos y con “el consentimiento” del gato, es lavar la zona con agua oxigenada o con algún otro desinfectante, incluso con agua y jabón. También es deseable quitar el pelo alrededor de la herida porque puede contribuir a la infección.
Una vez limpia la zona, debe ser el veterinario quien valore el alcance de la lesión: un “pequeño arañazo” en el globo ocular de nuestro gato puede ocultar una lesión grave, que sin su intervención puede conducir a la pérdida definitiva de la visión.

Cuerpos extraños
Aunque sea accidentalmente, los gatos pueden ingerir objetos que resultan peligrosos y el más común es el hilo de costura con la aguja enhebrada.
Con frecuencia no se ve que el gato ha ingerido algo que no debe, por lo que debemos estar pendientes de los síntomas, por ejemplo, que intenta vomitar de forma continua o que está inapetente.
En caso de que se vea la causa de estos síntomas, el hilo, la aguja o ambos, en la cavidad bucal del animal, nunca se debe intentar sacarlo, ya que se pueden producir lesiones más serias. En este caso, hay que llevar al gato a una clínica lo antes posible y evitar siempre que este tipo de elementos estén al alcance de nuestro mejor amigo.
Otra posibilidad es que haya ingerido algún producto tóxico o alguna planta venenosa para él, por lo que si se sospecha algo así, hay que llevarlo inmediatamente al veterinario, con el envase del producto o alguna hoja de la planta para que pueda evaluarla más detalladamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Black Friday con Fapex/Notino y MakeUp Revolution

   Llega el Black Friday y puede ser una locura a menos que te organices y tengas bien pensado que es lo que deseas para aprovechar bien la...