Google+ Followers

martes, 17 de febrero de 2015

Rosal Paris.

    Este rosal es uno de los que llegaron en mi última compra al vivero de Jardinería Kuka. Lo compré en tallo con raíz desnuda. Nada más llegar a casa lo puse en un macetero bien grande, con tierra y abono (guano) para prepararlo bien de cara a la primavera.

   Espero a lo largo de los próximos meses poder prepara buena fotografías de este precioso rosal. Mientras aquí tenéis como cuidar el rosal Paris y fotos de archivo.






Nombre sientifico: Rosal Paris.
Variedad: Rosales Clásicos.
Familia: Rosaceae.
Características de la variedad:Rosal clásico.
Tamaño planta adulta: Hasta 1.50 metros.
Floración: El rosal moderno para florecer necesita agua y abono durante toda la estación vegetal.
Iluminación: Pleno sol.
Temperatura: Soportan heladas.
Trasplante: El rosal a raíz desnuda puede trasplantarse desde mediados de octubre hasta finales de abril, exceptuando en las épocas de heladas. 
Riego: Es imprescindible durante los dos primeros años, presentando especial atención en épocas secas.
Abonado: Se deben abonar con abonos minerales y orgánicos al final del verano y después de cada floración.
Podas: El rosal de flor grande debe podarse a mediados de invierno suprimiendo 2/3 de la longitud del tallo, dejando 5 o 6 ojos o yemas en el tallo de un año. Se debe podar por la base del  tallo si éste está seco o demasiado débil. El rosal trepador se debe suprimir las ramas secas o demasiado viejas y acortar ligeramente las extremidades de los tallos. El rosal paisajístico de porte alto se poda a media altura dejando una estructura base. El rosal paisajístico cubre-suelos se oda cada 5 o 6 años para renovar la vegetación, cortando drásticamente el tallos a un altura de 20 cm. del suelo.
Plagas: Se deben realizar tratamientos preventivos contra el odio y el mildiu.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Disfrutabox Reset.

   Terminamos la temporada de verano y sabemos que estos últimos días hay volver a la rutina, al cambio de tiempo y todo ello sin que nos su...