Google+ Followers

martes, 3 de febrero de 2015

Rosal botero. Grandes flores rojas e intenso olor.

   Uno de mis nuevos rosales que cuido con mimo  para disfrutar en primavera de su floración es el rosal botero.

    Cuando entras un poco en el mundo de las rosas descubres que hay muchísimas especies, clásicas o modernas. Algunas creadas para destacar color y otras el olor.


  

  

  Pero si hay algo que la mayoría de rosales comparten es su resistencia. Son capaces de aguantar heladas y de por si suelen necesitar de 4 a 6 horas de sol directo. Por lo que bien abonado y asegurándonos de que no se le queda el sustrato seco podemos conseguir hermosísimas plantas.







    Los cuidados y descripción del rosal botero la tomo prestada de la tienda online de JardineríaKuka donde además podemos encontrar este rosal en venta.



Nombre científico: Rosal Botero-Meiafone.
Variedad: Hibridos de Te o rosales de flor grande.
Familia: Rosaceae
Características de la variedad: Rosal de grandes flores rojas y muy perfumadas que decorará generosamente el jardín y la casa dándole un maravilloso toque personal.
Características de los rosales: Los rosales híbridos de Te o de flor grande, se caracterizan por sus largos tallos unifloros.  Las flores son de gran tamaño entre 8 y 14 cm. de diámetro, se pueden plantar en macizos de color sobre césped o fondo arbustivo y son adecuados para el corte de flor.
Tamaño de adulta: 100-120 cm.
Floración: El rosal moderno para florecer necesita agua y abono durante toda la estación vegetal.
Iluminación: Pleno sol.
Temperatura: Soportan heladas.
Trasplante: El rosal a raíz desnuda puede trasplantarse desde mediados de octubre hasta finales de abril, exceptuando en las épocas de heladas.
Riego: Es imprescindible durante los dos primeros años, presentando especial atención en épocas secas.
Abonado: Se deben abonar con abonos minerales y orgánicos al final del verano y después de cada floración.
Podas: El rosal de flor grande debe podarse a mediados de invierno suprimiendo 2/3 de la longitud del tallo, dejando 5 o 6 ojos o yemas en el tallo de un año. Se debe podar por la base del  tallo si éste está seco o demasiado débil. El rosal trepador se debe suprimir las ramas secas o demasiado viejas y acortar ligeramente las extremidades de los tallos. El rosal paisajístico de porte alto se poda a media altura dejando una estructura base. El rosal paisajístico cubre-suelos se oda cada 5 o 6 años para renovar la vegetación, cortando drásticamente el tallos a un altura de 20 cm. del suelo.
Plagas: Se deben realizar tratamientos preventivos contra el odio y el mildiu.





    En estos momentos, ya febrero. Tengo el rosal en un recipiente mucho más grande. Abonado para potenciar el crecimiento de los primeros brotes de febrero. Después ya esperaré a abonar en la temporada de floración ya en primavera.
   El abono que me recomendaros es guano, lo que se conoce como excrementos de murciélago. Me comentaron que además de ser natural es de los más completos para todo tipo de plantas y flores.


   En esta entrada os he compartido fotografías encontradas en la red del rosal botero. Mi rosal aun está a la espera de comenzar a brotar. Espero ansiosa la llegada de la primavera y poder compartir con vosotros las fotos reales de mi rosal.










No hay comentarios:

Publicar un comentario

Disfrutabox Reset.

   Terminamos la temporada de verano y sabemos que estos últimos días hay volver a la rutina, al cambio de tiempo y todo ello sin que nos su...