Google+ Followers

jueves, 18 de junio de 2015

Siete trucos fáciles para cuidar tus plantas.

   Cerillas contra los parásitos.

   Si te encuentras las hojas de tus plantas carcomidas o los tallos agujereados, prueba con esta técnica para acabar con cualquier plaga:
   Clava unas cerillas boca abajo en la tierra, de forma que el fósforo quede enterrado.
   El azufre destruirá los parásitos sin dañar la planta.




   Riego en vacaciones.


    Si te vas a ausentar de casa y no tienes quien se encargue de regar las plantas, coloca una botella de plástico con agua y un tapón de corcho boca abajo en la tierra. El agua se irá liberando poco a poco. 
   No la dejes sumergidas en la bañera con agua porque podrían pudrirse las raíces.



   Más vale prevenir...


   Las plantas de interior deben estar sobre un platillo para el exceso de agua, pero no dejes nunca restos en él,  ya que pudrirían las raíces. 
   Rellena el platillo con piedrecitas y llénalo de agua, pero sin que toque la base de la maceta. La planta tendrá humedad y estará a salvo.




   Brillo con piel de plátano.

   El interior de la piel de plátano te servirá para abrillantar las hojas de tus plantas si las frotas suavemente con la piel. Quedarán mucho más brillantes y, además, saldrán mucho más fortalecidas.



   Un buen alimento.

   Abona tus plantas con unas cuantas cáscaras de mejillones trituradas y recibirán una gran cantidad de minerales.



   Rosas subidas de tono.

   Las rosas cortadas pueden tener más color si se han quedado pálidas. Solo tienes que echar en el jarrón un poquitín de colorante alimentario y llenarlo con agua templada. Cogerán un color fuerte y muy bonito al instante.






1 comentario:

  1. gracias por la información, conocía la mitad la verdad la otra no

    ResponderEliminar

Manicura #153 Positiva con Masglo.