Google+ Followers

miércoles, 26 de noviembre de 2014

Derecho a jugar,

   El bebé que juega pone sus sentidos en alerta, descubre su propio cuerpo, coordina mejor sus movimientos y gana fuerza muscular. Después será capaz de desmontar, construir e inventar, permitiendo que su creatividad entre en juego. Jugando con papá y mamá aprenderán a disfrutar en compañía, a dejarse guiar, a gozar de la complicidad de sus seres queridos. Porque jugar es también una manera de convivir y de reforzar los lazos y vínculos familiares. Y jugando con iguales comprenderá que existen unas reglas determinadas que deben seguirse para poder jugar, aprenderá a conocer a los demás, a esperar el turno, a aceptar los resultados del azar, a resolver problemas, a interiorizar normas y pautas de comportamiento social.





   
   Cuando jugamos, concentramos todos nuestros sentidos y esfuerzos, estamos absolutamente apasionados con esa actividad. Parte de esa pasión y entusiasmo viene determinada porque jugar es una actividad libre, con una motivación intrínseca, en la que no nos sentimos juzgados, sino aceptados y estimulados. El niño que juega dispone de un espacio personal, de un tiempo y de un margen de error que en otras actividades no le está permitido, lo que favorece su autoestima y creatividad, y mantiene su interés de manera sostenida.







   Pero ¿a qué jugamos?

   Sin duda, los padres y madres tenemos una función importantísima como garantizadores y favorecedores del juego de nuestros niños. Quizás ese día, o toda la semana, puede ser un buen momento para iniciarse en las sopas de letras que nos proponen los periódicos y revistas, o para montar un circuito para coches en el comedor, o para organizar una partida de cartas después de la cena ¡un día laborable! O para salir puntuales del trabajo y echar unas carreras al corre que te pillo con los hijos, o para volver del cole jugando al veo veo, sin prisas, sin estrés, sin objetivos que cumplir. Mil excusas para respirar hondo, mirar a nuestro alrededor y disfrutar de lo que somos y tenemos. Mil excusas para reír, para vivir el ahora y el aquí, para jugar juntos.









No hay comentarios:

Publicar un comentario

Manicura #152 Verano Masglo

   Si puedes imaginar tu verano ideal puedes crear tu manicura ideal.     Nuestra propuesta son colores muy vivos como este verde Masglo E...