Google+ Followers

martes, 7 de julio de 2015

Ahorra tiempo con el lavavajillas.

  En estos momentos incluso siendo ama de casa sientes que el tiempo no te da para todo lo quieres hacer. Mamás como yo que hemos convertido nuestro hogar en nuestro espacio de trabajo sabemos perfectamente el valor del tiempo.
Las tareas de casa son algo imposible de eludir pero sí es posible ahorrar tiempo en ellas.
Un lavavajillas es de esos electrodomésticos que siempre piensas que no necesitas hasta que lo tienes y te lamentas del tiempo que has pasado sin él. 


Hoy en día todas las principales marcas fabrican lavavajillas, Bosch, Balay, Siemens… y dependiendo de la capacidad, diseño u otras los puedes encontrar desde 230 a 500 euros. ¿Caro? Ni hablar… es una inversión de tiempo.
La mejor forma de uso de una familia media de 4 miembros es poner el lavavajillas una vez al día.
Hay que respetar los espacios entre platos para que el agua del lavado llegue bien a todo e introducirlos sin restos de comida.


   Utiliza productos de lavavajillas de confianza. Aquí es donde yo lo comparo con la lavadora, cuando he usado marcas baratas o marcas blancas a la ropa se le queda un olor raro o queda todo lo limpia que queremos. Yo hasta ahora siempre he utilizado Finish Quantum, gracias al cual no he visto ni un resto de comida. En un solo lavado queda todo perfecto.



    Una vez que tienes la rutina de usar el lavavajillas no vuelves a meter las manos en remojo. Incluso con los productos de limpiamáquinas que se venden te olvidas de esa tarea.


Recompensas para los peques de la casa.

Si quieres que los niños de casa tomen buenas costumbres con las tareas de casa, coloca un bote de galletas o de chuches sobre el lavavajillas para que elijan una recompensa cada vez que hagan la tarea de color, laven los platos o los coloquen en su sitio una vez limpios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Manicura #153 Positiva con Masglo.