Google+ Followers

lunes, 6 de enero de 2014

Cupcakes de kiwi, como elegir los kiwis y sus propiedades nutritivas.

   La marca que suministra kiwis en España de mayor confianza es Zespri. Que produce y comercializa los kiwis de mejor calidad ya sean en la variedad verde u oro.






Cantidad: 12 cupcakaes
Tiempo de cocción: 22-25 minutos

Ingredientes

Para el cupcake
  • 120 g de manteca sin sal
  • 180 g de azúcar blanco
  • 3 huevos
  • 230 g de harina
  • 2 cucharaditas de polvo de hornear
  • 120 ml de leche semi descremada
  • 2 kiwis pelados y picados en dados
Para decorar
  • 1 porción de crema de manteca básica de vainilla
  • Salsa de kiwi
  • Rodajas de kiwi natural

Preparación

   Precalentar el horno a 180ºC (con calor arriba y abajo) o a 160ºC (horno a convección) y preparar la bandeja para cupcakes con pirotines. Tamizar la harina con el polvo de hornear en un bol y conservar.
   Batir la manteca con el azúcar hasta que se integren y la mezcla se aclare. Añadir los huevos, uno a uno, batiendo hasta que se incorporen. Agregar la mitad de la harina y batir a velocidad baja hasta que se mezcle bien. A continuación, verter la leche y volver a batir. Echar la otra mitad de la harina y batir a velocidad baja hasta que la mezcla sea homogénea. Incorporar los kiwis y repartir la mezcla en los pirotines.
   Hornear durante 22-25 minutos. Preparar una porción de crema de manteca y decorar los cupcakes usando la manga pastelera, la salsa de kiwi y las rodajas de kiwi natural.

Consejo: Para hacer la salsa de kiwi, batir la fruta con su mismo peso en agua y azúcar y poner la mezcla en una cacerola al fuego. Una vez cocida, dejar enfriar.


Fuente: libro “Objetivo: Cupcake perfecto”.


El kiwi, llamado en principio "yang-tao" o "uva espina china" es originario de China, aunque se relaciona con , país al cual llegó hace casi un siglo para convertirse en todo un símbolo nacional llegando incluso a adoptar el nombre de un ave no voladora autóctona de la isla.
   Desde Nueva Zelanda, posteriormente se extendió su cultivo a otras latitudes, llegando a países como España, Italia y Francia, principales países productores en Europa.
Los kiwis crecen en forma de racimos, en unas plantas trepadoras, propias de climas templados, que recuerdan a las vides. Se trata de un fruto de forma ovalada con piel marrón cubierta de una fina pelusa que encierra en su interior una pulpa verde brillante y diminutas semillas negras comestibles dispuestas radialmente alrededor del corazón amarillento de la fruta.
   Estos frutos pesan, aproximadamente entre 50 y 90 gramos. Su aroma es suave y su sabor dulce y ligeramente ácido, lo que hace de él una fruta singular.

   El kiwi procede de una planta trepadora que recibe su mismo nombre y pertenece a la familia de las Actinidiáceas, que incluye unos 300 árboles y arbustos, muchos de ellos trepadores y ornamentales propios del hemisferio sur. A pesar de su aspecto externo poco atractivo, se trata de un fruto muy sabroso, de interesantes propiedades nutritivas y muy saludable.

   Cómo Elegirlo

   A la hora de comprar esta fruta, hay que elegir ejemplares intactos y sin manchas. Se deben descartar los kiwis muy blandos o dañados porque tienen menos sabor o sabores extraños. El tamaño no influye en la calidad del fruto. En un lugar fresco, el kiwi puede conservarse durante mucho tiempo siempre que esté protegido contra la deshidratación, por ejemplo con bolsas de uso alimentario. Si lo conservamos a temperatura ambiente, nos aguanta hasta 15 días; si lo refrigeramos, un mes y si lo congelamos, hasta 6 meses. Si se desea que vayan madurando, se los dejará a temperatura ambiente. La maduración del kiwi es muy lenta, pudiéndose acelerar si los introducimos en bolsas junto con manzanas o peras, que desprenden etileno. De este modo, se obtienen los kiwis en su punto de sazón en cuestión de 8-10 días. 

   Propiedades Nutritivas

   Su componente mayoritario es el agua. Es de moderado aporte calórico, por su cantidad de hidratos de carbono. Destaca su contenido en vitamina C; más del doble que una naranja, y vitaminas del grupo B, entre ellas el ácido fólico. Así mismo es rico en minerales como potasio, magnesio y fibra, soluble e insoluble, con un potente efecto laxante. La fibra mejora el tránsito intestinal. La vitamina C interviene en la formación de colágeno, huesos y dientes, glóbulos rojos y favorece la absorción del hierro de los alimentos y la resistencia a las infecciones. El ácido fólico colabora en la producción de glóbulos rojos y blancos, en la síntesis material genético y la formación anticuerpos del sistema inmunológico. El magnesio se relaciona con el funcionamiento de intestino, nervios y músculos, forma parte de huesos y dientes, mejora la inmunidad y posee un suave efecto laxante. El potasio es necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso, para la actividad muscular normal e interviene en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula.
    El kiwi es fruta con un alto contenido en agua y fibra, pero fundamentalmente destaca por su elevado contenido en vitamina C y E.
   - Energía y macronutrientes . El kiwi es poco calórico, unas 54 kcal por cada 100 gramos de fruta. Aporta una cantidad moderada de hidratos de carbono en forma de azúcares (12%), un 1% de proteínas y 0,5% de grasa.
   - Fibra. Proporciona cantidades importantes de fibra soluble, que ayuda a normalizar los niveles de colesterol y facilita el tránsito intestinal, evitando el estreñimiento.
   - Vitaminas. El kiwi es una excelente fuente de vitamina C. Un solo kiwi cubre de sobra las necesidades diarias de esta vitamina tanto para un adulto como para un niño. También es rico en vitamina E y ácido fólico, llegando a cubrir un 9% y un 20% de las necesidades diarias de estas vitaminas, respectivamente.
De esta manera, el kiwi refuerza el sistema inmunitario, que defiende al organismo, previene de posibles infecciones (resfriados y gripes, entre otros), y favorece la absorción del hierro (por su riqueza en vitamina C).
También protege a las células del proceso de envejecimiento (por su contenido en vitaminas C y E) y ayuda a prevenir malformaciones fetales (por su destacado contenido en ácido fólico) por lo cual resulta muy recomendable en mujeres embarazadas.
   - Minerales. Entre su contenido mineral, destaca el potasio, el magnesio y el cobre . Una sola pieza cubre el 10% de las necesidades diarias de magnesio.
   El kiwi es rico en luteína, al igual que el huevo y otras frutas y verduras (espinacas, brócoli, acelgas). La luteína es un pigmento de origen natural (carotenoide) que actúa como un filtro de las radiaciones solares .
   Defiende a la vista frente a algunos de los efectos dañinos del sol, y actúa como un antioxidante, que protege la vista del daño producido por el efecto de los radicales libres implicados en el envejecimiento y desarrollo de enfermedades degenerativas.
    Numerosos estudios científicos relacionan la luteína con la prevención del cáncer, enfermedades cardíacas y degeneración macular relacionada con la edad y cataratas, ambas causas importantes de ceguera.

   Consigue además esta maquina para hacer cupcakes!!!

http://planetbuy.eu/3288-maquina-magdalenas-cuppy-baker-4899888101550.html

 




1 comentario:

  1. Me gustó mucho este post,justo hoy me ha llegado una placa para hacer cupcakes y esta receta está muy buena.
    Muy informativo también, no sabía que el kiwi tenía tantas propiedades y que nos hacen tan bien...
    Saludos... Ga!!
    http://vuelagabiota2012.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar

Disfrutabox Out of sevice.

   La caja Disfrutabox no es que se encuentre fuera de servicio, Out Of Service es el nombre de su última caja mensual. Estoy segura que muc...